La familia Coig española fue fundada a mediados del siglo XVIII por Joseph de Coig y de Lanne. Su boda con Juana de Casenabe y de Castilla está documentada así como los nacimientos, en muchos casos sólo los bautizos, bodas y defunciones de casi todos sus descendientes.

El hecho de que dos de sus nietos fueran oficiales de la Real Armada nos permitió conocer los nombres de los antecesores de Joseph hasta su bisabuelo, ya que para ser admitido en la Real Compañia de Guardias Marinas había que presentar las «probanzas» de nobleza y éstas contienen una genealogía bastante amplia de los aspirantes. Esas «probanzas» se conservan en el Museo Naval de Madrid (Expediente 1679 - 19 de Mayo  de 1781 - D. Claudio Coig y Sanson)* y la genealogía contenida en ellas está recogida, en parte, en el tomo III, páginas 141 y 142, del «Real Compañia de Guardias Marinas y Colegio Naval - Catálogo de pruebas de Caballeros aspirantes» de Dalmiro de la Válgoma y el Barón de Finestrat (Apéndice 1).

 

Dos folios, mecanografiados por ambas caras, con el título «DATOS HISTORICOS Y GENEALOGICOS de la familia COIG» (Apéndice 2) que deben tener su origen a principios del siglo XX, coinciden en lo referente a las cuatro generaciones conocidas nacidas en Francia con lo contenido en las «probanzas». En lo referente a las generaciones españolas contienen varios errores. Además afirma que la familia procedente de Escocia se estableció en el Bearne (Navarra francesa) con ocasión de la primera persecución de católicos en aquel país. Ni en las «probanzas» ni en ningún otro documento se encuentra una referencia a ese origen escocés. Las «Probanzas» llegan hasta Alexo (Alexis) de Coig, lamentando

En este caso, los relatados incendios, probablemente, no variaron nada, ya que ni siquiera el bautismo de Alexo de Coig estaría registrado al haber nacido antes del Concilio de Trento a partir del cual empezaron las iglesias a registrar bautizos, matrimonios y defunciones.

En el Bearne, una gran parte de los apellidos proceden del nombre de la casa donde vivía la familia cuando estos se implantaron.

http://www.lebearn.net/sp.patronimicos_bearneses.html 

Así se llamaron Casenave, Casamayor, Medevilla o Saffores según la familia habitara la casa más nueva del pueblo, la más grande, una situada en el centro, o una en las afueras respectivamente. Todos estos nombres en gascón, dialecto del occitano que se hablaba y en parte hoy todavía se habla allí. Personalmente estoy convencido que el Bearne no fue un puente entre Escocia y España de la familia Coig, sino que ésta es autóctona del mismo. Ésta es también la opinión de Henri Coig, médico de Oloron-Sainte-Marie. Resulta totalmente absurdo que católicos escoceses huyan de Escocia a partir de 1560, cuando este país se convierte calvinista y busquen asilo en el Bearne, bastión calvinista hasta que en 1593 Enrique IV se convierte al catolicismo para poderse ceñir la corona de Francia (París bién vale una misa). El apellido Coig está documentado en Francia ya en el siglo XIII. Un Falque du Coig figura en la relación de donantes de terrenos a la cartuja de Durbon en 1247 (Inventaire des Archives Dauphinoises).

Nuestros cuatro antepasados franceses conocidos nacieron en Oloron, desde el 18 de Mayo de 1858 Oloron-Sainte-Marie, capital del alto Bearne, y a una distancia inferior a 13 km de esta población existen dos casas marcadas con el nombre «Coig» en el mapa topográfico 1 : 25000 de la región. Ambas construidas en un «coig» palabra occitana que significa collado o pequeño puerto de montaña. La primera está situada a 2,5 km al Este-Nordeste de Aramits y la segunda a algo más de 2 km al Este-Nordeste de Escot. Existe un tercer lugar llamado Coig a menos de 20 km de Oloron, al Sur-Sureste de Rébénacq, bastida medieval. En el censo de esta población de 1385 aparece un Bertranet deu Cog (Coig).

Coig    Porté dans les Pyrénées-Atlantiques, c'est un toponyme gascon désignant un passage étroit, un col. C'est le nom de hameaux à Aramits, Escot et Rébénacq. En composition : Coigdarripe, Coigdarrippe (arripa = rive, un hameau s'appelle Coigdarrippe à Saucède), ainsi que Coigdarens (le second élément est obscur, mais pourrait évoquer le sable. Un hameau s'appelle Coigdarrens à Monein, c'est aussi le nom d'un cours d'eau à Lacommande, 64)
http://www.lexilogos.com/noms_famille.htm

En el siglo XVIII habitaban la casa de Escot Jeanne Pardies d’en Bas, hija de Jean Pardies y de Anne Coig, y su marido Jean Pucheu, llamado Coig. Sus cinco hijos mayores y el séptimo fueron inscritos en la parroquia con el apellido «Pucheu-Coig» y el sexto y el octavo simplemente «Coig», apellido que se impuso dos generaciones después. La casa sigue siendo propiedad de sus descendientes. Esto me hace suponer que nuestros antepasados pasaron de ella a Oloron, siglos antes de que la habitaran Jeanne Pardies y Jean Pucheu y que la similitud entre «Escot» y «Escocia» originara la confusión sobre el origen de la familia. A esta confusión pudo ayudar también el que en Escocia y en el resto de Gran Bretaña existan también los apellidos «Coig» y «Mac Coig», la palabra coig significa en el idioma gaélico-escocés «cinco». Cabe la posibilidad de que esta suposición mia sea falsa y en ese caso nuestros antepasados llegarían a Oloron procedentes de Aramits, Rébénacq, Monein o de cualquier otra población o que ya estuviera establecida en Oloron cuando se implantaron los apellidos viviendo en una casa situada en un collado (coig) dentro del mismo Oloron.

La afirmación de los «DATOS HISTORICOS» que la familia pertenecía a la más rancia nobleza de Escocia la considero pura fantasía ornamental, ya que no se cita un solo nombre de esa supuesta rama escocesa.

 

 

La casa del coig (del collado) en Escot

 

 

La casa del coig (del collado) en Aramits

 

 

 

 

 * En mi poder fotografías digitales de las 118 páginas de dicho expediente.